Porsche Boxster GTS

By | 12:54 Comentarios
Porsche le insufla más deportividad al Boxster con el lanzamiento del Porsche Boxster GTS, por acaso, el Porsche Boxster "normal" te parecía soso. Puesta a punto específica, detalles exclusivos, más potencia para el motor... todo, para que no tengas queja y puedas darle "vidilla" en circuito.

Porsche Boxster GTS

Cuando Porsche lanza un nuevo modelo, aunque sea una versión de uno ya existente, la noticia corre como la pólvora. Es innegable que la fabrica de Stuttgart es una de las más valoradas y apreciadas en cuanto a deportivos se refiere.

En esta ocasión, la atención se centra en la nueva versión GTS para el Porsche Boxster, el "Porsche de las mujeres" como lo llaman muchos, totalmente equivocado porque ni el Boxster es un coche lento, ni las mujeres son lentas al volante. Conozco alguna a la que más de uno no sería capaz de seguir. Más cuando esa mujer esta al volante del un coche como el Porsche Boxster GTS.

Para su desarrollo, se parte del Boxster S y se realizan diversos cambios para potenciar el aspecto dinámico y con la única intención de hacerlo más rápido y eficaz. Equipa de serie el paquete Sport Chrono y la suspensión activa de la marca, la "Porsche Active Suspension Management" (PASM) con una puesta a punto específica. Se ofrece en opción una suspensión que rebaja la altura de la carrocería en 20 mm, aunque advierten que esta más enfocada a aquellos que le vayan a sacar partido en circuito con cierta asiduidad.

Boxster GTS - Interieur

Se le podrá reconocer por los paragolpes específicos así como por las llantas, aunque estas proceden del Porche 911 Carrera S, están acabadas en negro y tienen 20 pulgadas. También por los faros delanteros, que incorporan el sistema "PDLS", el sistema de luz dinámica de Porsche. Si os lo encontráis por la calle sin el techo, no dejéis de asomaros a ver su interior, tapizado en alcántara y piel de color negro, con costuras en hilo rojo.

La mecánica es el mismo seis cilindros boxer del Boxster S, aunque con unos retoques para extraerle 15 CV extra, llegando hasta los 330 CV. Con esto, y con el cambio PDK equipado, acelera de 0 a 100 en 4,7 segundos y alcanza los 280 km/h. Además, supera la normativa de emisiones Euro VI.

Curioso lo que sucede con los precios, pues con cambio manual cuesta 81.039 y con el automático de doble embrague PDK, 81.160 euros. Esto está motivado por el impuesto de matriculación, que en el primer caso asciende hasta el 14,75% (un atraco) y en el segundo a el 9,75%.







0 comentarios: