Rolls Royce Wraith by Mansory

By | 20:21 Comentarios
El Rolls Royce Wraith, el modelo más bonito que ha hecho la firma británica hasta la fecha a mi parecer, ha caído en las inmisericordes manos de los diseñadores de Mansory, aunque en esta ocasión no han sido tan radicales como en otras.

Rolls Royce Wraith by Mansory


Manssory es un preparador muy radical. Pero no radical porque sus coches sean excesivamente deportivos o rápidos, sino porque les otorga una estética cuanto menos discutible, con excesos en todos sus apartados, combinaciones de colores de gustos discutibles y modificaciones estéticas que en ocasiones resultan recargadas y feas, siempre según gustos claro está.

Ahora, le han metido mano al Rolls Royce Wraith, el coupe más deportivo de la lujosa marca británica. Bueno, quizá deportivo no sea la palabra, quizá sea mejor catalogarlo como dinámico. No obstante, cuando vi que Mansory se había fijado en él, se me pusieron los pelos de punta, aunque al final se han contenido mucho. Nada normal en la marca ciertamente.

Pocos cambios estéticos han efectuado en el Rolls, por suerte. Han montado un discretísimo aerkit casi inapreciable por lo bien integrado en las líneas del coche. El paragolpes frontal es nuevo, con entradas de aire diferentes y luces led con marco distinto que dan la impresión de ser más grandes. Atrás, los cambios son igualmente ínfimos, destacando las nuevas salidas de escape.

Rolls Royce Wraith by Mansory

Las llantas, de aleación ligera y 22 pulgadas, son diseño de Mansory y no le quedan nada mal. También es diferente la decoración de la carrocería, "muy Mansory", es decir, nada recatado, manteniendo la pintura bicolor, característica típica de todos los Wraith que he visto (aunque solo en foto).

En el habitáculo también hay cambios, más o menos destacables. La piel que recubre todo el interior es nueva, con tonalidades beige y azul marino, junto a inserciones en el volante, las puertas y en el salpicadero de fibra de carbono o madera negra similar a la usada en los pianos.

Donde no se han cortado ni un pelo, ha sido bajo el capó. El V12 biturbo gana 108 Cv y 200 Nm de par, poniendo sobre el asfalto 740 CV y 1.000 Nm de par, que lo lanzan hasta los 100 km/h desde parado en 4,4 segundos. El tope, lo encuentra en los 300 km/h. Debe ser que su aerodinámica tipo "caja de zapatos" no le permite ir más allá.





0 comentarios: