Maserati 450S prototype, a subasta por RM Auctions

By | 13:58 Comentarios
Su hay una clase de coches que me gustan, esos son los de competición de los años 50 y 60. No he visto coches de carreras más sexys que los fabricados en esa época. Cierto es que los posteriores no son feos, ni muchísimo menos, pero no tienen el encanto ni las curvas de aquellos. Como este Maserati 450S prototype de 1.956 que RM Auctions subastará en Mónaco.

Maserati 450S Prototype 1.956

La gran mayoría de los aficionados no paran nunca de quejarse y de comentar que tiempos pasados fueron mejores, que los coches de hoy son todos iguales, demasiada electrónica y poca pasión... y eso que el 99,99% de todos los que comentan estas cosas nunca han conducido un coche anterior a 1.970. En más de la mitad de los casos, no podemos pasar de 1.990. Yo personalmente no me incluyo en este grupo de aficionados que añoran tiempos pasados, creo que cada época tiene su encanto, aunque si estoy entre los que opinan que estéticamente, el coche "viejo", es más bonito y pasional que el moderno. Solo fíjate en las fotos de lo que RM Auctions tiene para subastar en Mónaco.

Se trata de un Maserati 450S Prototype de 1.956, un coche cuyo volante fue manejado ni más ni menos que por Sir Stirling Moss entre otros, y que como casi todos los coches de carreras de esa época, tiene una historia "movidita". El motivo de su existencia, y nuevamente al igual que muchos otros coches contemporáneos, se debe a un multimillonario estadounidense, quien pidió a Maserati la creación de un V8 de gran cilindrada para correr en la Indy. Cosa que la marca del tridente aprovecho para desarrollar un nuevo bólido, que tomó partida del ya existente Maserati 350S.

El Maserati que subastará RM Auctions comenzó sus días como un Maserati 350S con número de chasis 3501, que se construyó apresuradamente para la Mille Miglia de 1.956, que se celebró del 28 al 29 de abril. No tuvo suerte, y con Moss al volante, terminó contra un árbol por fallos en los frenos, que eran de tambor a las cuatro ruedas. ¿Os imagináis ir " a todo trapo" con un aparato que supera los 230 km/h y tener que pararlo con unos frenos de tambor?

Maserati 450S Prototype 1.956

El tema es que Maserati aprovechó esta circunstancia para montarle el nuevo motor V8 y usarlo como mula para pruebas. Lo pusieron en pista durante el GP de Suecia en agosto de 1.956, con el número de chasis 4501. Según cuentan, demostró un gran potencial en aceleración y en velocidad punta, pero como estaba todavía en fase experimental, el chasis era incapaz de domar toda la caballería disponible y un orden de encendido incorrecto supuso unas vibraciones intolerables. Después de esto, se construyeron chasis específicos para este nuevo V8.

Respecto al protagonista, al Maserati 450S prototype que RM Auctions subastará, se mantuvo para futuras pruebas, aunque finalmente se les adjudico la unidad a Stirling Moss y a Juan Manuel Fangio para los 1.000 Km de Buenos Aires, donde nuevamente no terminó la carrera, pero esta vez por motivos de fiabilidad con la transmisión. Durante la Mille Miglia de 1.957 terminó otra vez estrellado.

A partir de aquí, comienzan las idas y venidas de todo coche de competición de aquellos años. Tras el accidente, se utilizó el mismo número de chasis de este Maserati 450S prototype para el 450 Zagato Coupe de 1.957, es decir, numero 4501, aunque el original fue 4506. En cuanto al primer número de chasis, el 3501, terminó en otro Maserati 350S, conducido por Piotti y Bonomi en los 1.000 Km de Buenos Aires de 1.957.

Maserati 450S Prototype 1.956

Tras acumular una buena capa de polvo, el coche se vendió sin motor a Tom Meade, el 15 de agosto de 1.965. Éste, se lo vendió a Niles F. Moss el 29 de octubre ese mismo año, quien a su vez lo llevo al taller de Leoni, Drogo y Gentilini quienes lo pusieron en orden de marcha pensando en su uso por carretera. Bajo su capó se instalo inexplicablemente, un V8 de origen Corvette, acompañado de una transmisión transaxle Tipo 510 de Ferrari y un parabrisas de Ferrari 250 GT Cabriolet, enviándolo posteriormente a Estados Unidos. Menuda mezcla de piezas...

En Estados Unidos paso a manos de Gerald Satterfield, el 26 de mayo de 1.970, quien lo utilizó de vez en cuando como coche de calle. Tras ésto, un coleccionista italiano se enteró de su existencia y en julio de 1.981 se hizo con el, llevándoselo de nuevo a Italia. Lo sometió a una restauración y aquí, otra vez, aparecen más idas y venidas. Se enteró que la historia del coche no era la correcta, y que precisamente esta unidad, había corrido en la Mille Miglia como 350S y después, en Suecia y en la Mille Miglia como 450S. Por suerte, se contó con la confirmación del entonces director gerente de Maserati, Aurelio Bertocchi, quien aseguró que se trataba del considerado por la fabrica como chasis número 4501.

El actual propietario se encontró entonces con una encrucijada. ¿Devolverlo al estado de 350S o al de 450S?. Nuevamente, Bertocchi ayudó en la decisión junto con algunos hombres que presuntamente trabajaron en este coche, quienes apoyaron la decisión de devolverlo al estado original de 450S, porque era la forma definitiva en la que se usó por parte de Maserati.

Maserati 450S Prototype 1.956

Estos coches siempre tienen una vida un poco truculenta, no se puede negar. Cambios de propietario, de números de chasis, pasan de calle a circuito y de nuevo a la calle... un autentico lío si quieres hacer una restauración de concurso.

Pero parece ser que no hubo tantos problemas. En Officine Orsi, con Roberto Orsi a la cabeza, y con ayuda de varios ex empleados de Maserati, se encargaron de volver a poner todo en orden. Menos el motor, cuyo número correspondiente a este chasis es el 4519. En su lugar, se instaló un motor adquirido al Conde Agusta, quien lo tenía montado en un hidroplano de carreras.

Este motor era técnicamente un Tipo 59, un V8 de 5,7 litros y 520 CV. Pero se descubrió que había sido modificado y ahora es un Tipo 62 de 6.458 centímetros cúbicos con 580 CV al freno. Y manteniendo los frenos de tambor originales... de locura.

Lo último que se terminó modificando fue la transmisión transaxle, que tras muchos problemas, fue sustituida por una construida ex profeso y que es prácticamente imposible de distinguir de la original, pero es mucho más fiable y tiene un mejor funcionamiento.

Maserati 450S Prototype 1.956

Después de una vida movidita, ha estado treinta y tres años con el mismo propietario quien ahora lo saca a subasta. ¿Te gusta? ¿Lo quieres? Pues prepara entre 5,5 y 7,5 millones de dolares, pues es lo que RM Auctions estima que costará hacerse con este Maserati 450S prototype. El primero de las once unidades que se fabricaron.




0 comentarios: