Alfa Romeo 6C 2.500 Villa d'Este

By | 21:32 Comentarios
Con el tema del Concorso d'Eleganza Villa d'Este me ha dado por mirar en mi colección de libros particular pues recordaba que había un Alfa Romeo 6C "dedicado" justamente al Concorso Villa d'Este. Y efectivamente, una de las versiones del Alfa Romeo 6C 2.500 se denominó "Villa d'Este", ¿lo conocíais?.

Alfa Romeo 6C 2.500 Villa d'Este

El nombre de "6C", fue usado por Alfa Romeo entre 1.925 y 1.954 y hacía referencia al motor de seis cilindros diseñado por el gran Vitorrio Jano y el 6C 2.500 en particular, supuso el canto del cisne de una época para "Anonima Lombarda Fabrica Automobili", debutando en 1.939 y siendo el último Alfa Romeo fabricado completamente a mano.

Justo cuatro años después de que se presentara el primer Alfa Romeo 6C, se iniciaba la "Coppa d'Oro Villa d'Este", más concretamente el 1 de septiembre de 1.929, a raíz de una iniciativa conjunta emprendida por el Automobili Club de Como, el gran Hotel Villa d'Este y el Comitato di Cura di Como, que ha durado hasta nuestros días como el Concorso d'Eleganza Villa d'Este.

Como veis, el concurso de Villa d'Este y el Alfa Romeo 6C van casi de la mano, permitiendo a la firma italiana lucirse en diversas ocasiones en dicho concurso a lo largo de los años. Recordad que este mismo año 2.014, la Coppa d'Oro Villa d'Este se la ha llevado nada menos que un Alfa Romeo 6C 1.750 GS.

Alfa Romeo 6C 2.500 Villa d'Este

Volviendo con nuestro protagonista, el Alfa Romeo 6C 2.500 sustituía al 6C 2.300B y aumentaba la cilindrada del motor al ampliar el diámetro de los cilindros. Mantenía el diseño básico del motor diseñado por Jano, aunque éste ya no militaba en Alfa por disputas con Ugo Gobatto, gerente por aquel entonces de la empresa.

Era el Alfa de producción más rápido hasta la fecha, pues era capaz de alcanzar los 160 km/h, velocidad para 1.939-1.940 era una autentica locura. Lejos de los más de 300 km/h con los que se flirtea ahora. Esto se conseguía gracias a mejoras en el motor y en el suministro de combustible y una nueva suspensión independiente, que le otorgaba la estabilidad necesaria para rodar a esas velocidades.

Pero como suele ocurrir con las historias que se produjeron entre 1.940 y 1.950, la Segunda Guerra Mundial está inevitablemente presente, marcado el devenir de todo una década. No obstante, Alfa consiguió fabricar algunos centenares del 6C 2.500 entre 1.940 y 1.945.

Alfa Romeo 6C 2.500 Villa d'EsteAlfa Romeo 6C 2.500 Villa d'EsteAlfa Romeo 6C 2.500 Villa d'Este

Tras la guerra, el primer Alfa Romeo fue el 6C 2.500 Freccia d'Oro de 1.946, de los que se fabricaron 680 unidades hasta 1.951 con carrocería diseñada y fabricada por Alfa Romeo. Tres años después fue cuando se presentó nuestro protagonista, cuyo nombre "Villa d'Este" se le puso en honor al concurso de elegancia tras hacerse con el galardón.

Su carrocería está fabricada por Tourin Superleggera y como casi todos los vehículos de aquellas épocas, es casi imposible encontrar dos unidades iguales entre los 36 coches que se fabricaron. Bueno, esto no es del todo cierto, en esta ocasión hay dos unidades exactamente idénticas del Alfa Romeo 6C 2.500 Villa d'Este.

Para terminar, presentaron al figurante de las fotografías. Se trata de una unidad que actualmente está en veta a través del distribuidor holandés Heijstee Classics. Fue presentado como "show car" y fue vendido en la década de los 50 a su primer dueño en Nueva York, para unos años después, en julio de 1.973, pasar a manos de J. Bertis Terrell, que a su vez se lo vendió a David Whalley, de Massachusetts.

Alfa Romeo 6C 2.500 Villa d'Este

Walley se deshizo del coche en 1.979 vendiéndoselo a un tal Hower Tsakis, un prominente coleccionista de Nueva York, quien restauro parcialmente el coche y lo mantuvo en su colección privada. Problemas de salud durante 1.989 le obligaron a vender parte de su colección, incluido el Alfa Romeo 6C 2.500 Villa d'Este que ilustra este texto. Los encargados de dicha venta fueron los restauradores de la Costa Oeste Tony Niccosia y John Masuda, pasando a manos de la empresa japonesa Fromo Corporation tras una restauración completa.

Posteriormente, y siguiendo con una vida llena de viajes y de dueños, pasó a ser propiedad de la estrella del béisbol y coleccionista japones Masayuki Kakefu, quien lo tuvo hasta 2.007. Su propietario actual, del que desconozco el nombre, lo ha usado ocasionalmente en California y lo tiene impoluto aunque a la venta.






0 comentarios: