Alpine M64 a subasta por RM Auctions

By | 17:41 Comentarios
El próximo fin de semana se celebra el Gran Premio de Mónaco Histórico, y con motivo de dicho evento, las principales casas de subastas pondrán sobre la lona una serie de modelos raros y exóticos que se postulan como interesantes no, lo siguiente. Por ello, me ha parecido buena idea hacer una pequeña selección de los mejores (desde mi punto de vista), pudiendo conocer y disfrutar, al menos a modo de lectura, de modelos como este Alpine M64 de 1.964 que RM Auctions subastará el día 10 de mayo.

Alpine M64

Como todos los seguidores del especialista Alpine sabrán, el Alpine M64 es la evolución del M63 y nació con la intención de participar en las 24 Horas de Le Mans, competición que siempre ha tenido una repercusión brutal. El Alpine M64 de la foto es el último de los tres M64 que se fabricaron y además, el más exitoso de todos.

Su número de chasis es el 1711 y compitió en las 24 Horas de Le Mans en 1.964 con Henry Morrogh y Roger Delageneste a los mandos. Partió trigésimo sexto en parrilla, pero terminó decimoséptimo la carrera, colocándose como primero de su clase completando un total de 292 vueltas al trazado que cubrieron algo menos de 3.291 km.

Marcó una velocidad media de 163 km/h, terminó octavo en el indice de rendimiento y además, ya que tanto se preocupan los fabricantes por le consumo hoy en día, no esta de más comentar que fue el más eficaz en cuanto al tema de consumo de combustible consiguiendo 21 millas por galón, lo que traducido significa unos 11,2 litros a los 100 km.

Alpine M64Alpine M64

También estuvo presente en las 12 Horas de Reims donde terminó igualmente primero de su clase, junto con alguna que otra carrera en cuesta. Dejó las pistas en 1.965 y pasó a emplearse como "mula" para el desarrollo del Alpine A210, de ahí esa cola larga que luce el modelo de las fotos. Incluso Fangio llegó a rodar unas vueltas fuera de competición a sus mandos.

Lo más interesante, al menos para mi, a parte de todo lo descrito y de su esplendida estética es que usa un pequeño motor de cuatro cilindros y 1.149 centímetros cúbicos con 115 CV, unido a un cambio manual de cinco marchas Hewland. Lo que cambian las cosas de unos años a esta parte. Pensar en competir en una carrera como las 24 Horas de Le Mans con un motor así hoy en día es de autentica risa, pero en los años 60 incluso ganaba carreras.

El actual propietario lo compró en 1.977 y le sometió a una pequeña restauración, manteniendo la cola larga que recibió durante su época de "coche mula", y se espera que el coche alcance en la subasta los 200-270.000 dolares.




0 comentarios: