El Fiat S76 vuelve a rodar un siglo después

By | 11:24 Comentarios
La historia del automóvil es amplia, muy amplia, y está plagada de locuras varias así como de intentos de récord. De echo, las locuras varias suelen ir de la mano de los intentos de récord, como es el caso del Fiat S76, extraoficialmente, el coche más rápido del mundo en 1.911.

El Fiat S76 es uno de esos coches sin sentido, gigantes, desmesurados para su época y para la nuestra, que a día de hoy resulta un vehículo rudimentario y hasta alucinas con sus soluciones, pero en su día era todo un logro y un prodigio. Bajo el capó, tenía una locura de cuatro cilindros separados en dos bloques y una absurda cilindrada de 28, 5 litros.

Se fabricaron únicamente dos unidades con el objetivo de batir los récords del kilómetro y de la milla lanzada, en poder por aquel entonces de los Blitzen-Benz. El motor rendía 300 CV, lo que le valió el apodo de "Fiat 300 HP" aunque también se le conocía como "La Belva di Torino" (La Bestia de Turín). La caja de cambios contaba con cuatro velocidades, algo realmente raro en la década de 1.910, y la transmisión era por cadena. 

Consiguió batir el récord de la milla lanzada con Pietro Bordino al volante, en Saltburn, Inglaterra, en 1.911. También fue medido a más de 215 km/h en el kilómetro en Ostender, Bélgica, pero el récord no fue oficializado ya que no pudo completar el mismo recorrido en sentido inverso dentro de la hora de gracia permitida. 

De los dos coches construidos, la segunda unidad fue adquirida por el ruso Boris Soukhanov, quien tras la revolución rusa se marchó a Australia y allí, le monto un motor Stutz. Estuvo rodando con él durante bastante tiempo siendo conocido como "Fiat Racing Special" hasta que lo estrelló en 1.924. El cuanto al primero, la propia Fiat lo desmanteló antes de la Primera Guerra Mundial para evitar que pudieran descubrir sus secretos técnicos.

Desde entonces, el coche prácticamente había desaparecido, pero el 2.03, supuestamente, el chasis número 2 apareció en Inglaterra y el coleccionista ingles Duncan Pittaway se hizo con el para iniciar la reconstrucción del Fiat S76. Además, aprovecho y adquirió también el gigantesco motor de 28,5 litros del chasis número 1.

Lleva más de diez años en proceso de restauración y estará listo para el Goodwood Festival of Speed, que se celebrará durante a finales de junio. Según comenta el propio Pittaway: "Tras la restauración de un Bugatti T35, estaba buscando un nuevo reto y el S76 se ajustaba muy bien a la idea. Todos los componentes de los S76 originales que sobrevivieron han sido restaurados, desde el chasis y el motor hasta las suspensiones, ejes, pedales, caja de dirección, etc. La caja de cambios, el radiador y la carrocería fueron recreados de nuevo utilizando los dibujos originales de Fiat. Como el último y aparatoso de los monstruos de la "era edwardiana", será sensacional verlo en marcha y conducirlo en Goodwood".


0 comentarios: