Auto Union utilizó esclavos durante la Segunda Guerra Mundial

By | 20:35 2 comments
Hay cosas que con el paso del tiempo se convierten en cotidianas hasta tal punto, que ciertas noticias nos dejan un poco trastocados. Como por ejemplo lo que acaba de salir a la luz sobre Auto Union y el empleo de esclavos durante la Segunda Guerra Mundial.
 
Auto Union es lo que hoy se conoce como Audi AG. Una de las empresas más apreciadas y de mayor crecimiento de los últimos años. Auto Union concretamente, data de 1.932 cuando cuatro marcas alemanas se fusionaron para poder hacer frente a la crisis de 1.929. Estas marcas eran Horch, Wanderer, DKW y si, Audi. De echo y como curiosidad, Horch y Audi fueron fundadas por la misma persona, que terminó siendo expulsado de ambas compañías y que por vicisitudes de la vida, terminaron fusionadas. Incluso sus nombres significan los mismo. Horch en alemán es "oiga", y Audi fue elegido precisamente porque significa eso mismo, pero en latín.

Volviendo al tema de Auto Union, esta compañía fue creada por Richard Bruhn, quien estuvo al mando de la misma hasta 1.945 y se le considera "el padre de Auto Union". Apelativo que ahora mismo está siendo un problema para Audi. Os lo cuento. La empresa alemana mandó realizar un estudio de su historia que ahora deben de estar desando no haber comenzado. Este estudio a puesto a la luz la estrechísima relación de Bruhn con el partido Nazi. Tan estrecha que formaba parte del Partido Nacionasocialista.

Pero no solo eso, era una relación tran sumamente estrecha, que la propia SS creó un campo de concentración exclusivo para la empresa, con hasta 3.700 prisioneros, el 25% de ellos judíos. También se empleó mano de trabajo forzada, con unos 16.500 trabajadores de otras ciudades como Zwickau y Chemintz. Además, también se asegura que pudieron fallecer unos 4.500 trabajadores en las fabricas de Auo Union.
 

Durante la Segunda Guerra Mundial, Auto Union únicamente fabricó vehículos militares y resurgió en 1.949 gracias al Plan Marshall, para posteriormente pasar a manos de Mercedes y luego a Volkswagen, quien unicamente pudo adquirir las marcas Audi, Wanderer y DKW, porque Mercedes se quedó con Horch para evitar posibles rivales para Maybach. En 1.985 Auto Union, o lo que quedaba de ella, se fusionó con NSU y pasó a denominarse Audi. De ahí hasta nuestro días. 

Esta noticia está siendo un bombazo en Alemania, donde todo lo que se refiere a los Nazis se coge con pinzas, lógicamente. El alcalde de Ingolstadt, donde se encuentra la sede de Audi, ha dicho que estudiará retirar este nombre de lugares como la "Bruhnstrasse" (Calle Bruhn). 

El estudio está firmado por Martin Kukowsky, responsable del departamento de historia del constructor, y por Rudolf Och, historiador de la Universidad de Chemnitz. En estudio además, también se afirma que Bruhn recibió varias condecoraciones, entre las que destaca el merito industrial y el nombramiento como "Wehrwirtschaftsfuerer", que viene a significar algo así como "Lider Industrial Militar", titulo que por lo visto también recibió Günther Guandt, cuya familia se encuentra a la cabeza de BMW. Al menos eso afirman desde la publicación digital "The truth about cars".
 

Desde la marca se ha asegurado que están completamente consternados y avergonzados, al mismo tiempo que afirmaban rotundamente que tomaran las medidas necesarias en todos los contenidos relacionados con Bruhn que existen en la actualidad y por su puesto, en el Museo Audi. 

También han afirmado que buscaran a las victimas que todavía continúen con vida e intentara compensarlas de alguna manera. 

No me extrañaría que todos o por lo menos, casi todos los fabricantes alemanes, tuvieron algún idilio con los Nazis que no quieren que salga a la luz. No sería nada raro, aunque si deberían actuar en consecuencia.  

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En aquellos años, todas estas fábricas funcionaban solo para fabricar material militar... Porsche también tuvo sus mas y sus menos con los nazis, aunque no hay que ser muy clarividente para entender que en aquellos años y sin posibilidad de huir del pais tendrían que adaptarse a lo que había...

Javier Martín dijo...

Es evidente que en una época como aquella, cada uno miraba por su propio futuro y en Alemania, era ser Nazi o sufrir las consecuencias. Pero de ahí a tener campos de concentración propios...

Si hacen lo necesario para compensar todo lo ocurrido dentro de los posible, no debería haber ningún problema.

Y Porsche como marca no tuvo nada que ver con el movimiento Nazi, se fundó en los años 60. Si tuvo que ver, y mucho, el padre del fundador de la marca, Ferninand Porsche, que diseñó y desarrolló el Volkswagen (posteriormente conocido como Escarabajo, aunque no es su nombre original)a petición de Hitler para movilizar a la Alemania Nazi. Al estilo del Seat 600 en España.