El Mercedes CLS 63 AMG se renueva

By | 12:56 Comentarios
Mercedes ha decidido actualizar ligeramente el CLS, tanto en su versión sedán como el Shooting Brake, cuyas novedades mas notorias son el cumplimiento de la normativa Euro 6 para todos los motores y el estreno de un nuevo sistema de iluminación denominado "Multibeam LED". No obstante, yo me voy a centrar en el CLS 63 AMG, en el "gordo", el más bonito y apetecible de todos.

Mercedes CLS 63 AMG

A simple vista parece no cambiar, pero se encuentra en la línea de lo que conocemos como "restyling", un mero maquillaje para seguir a tope y mantenerse arriba del todo. Y me parece correctísimo, ya que el Mercedes CLS no es solo el creador de un nicho que a día de hoy todos quieren ocupar, sino que además es uno de los más bonitos de dicho sector del mercado junto al recientemente renovado, Audi A7 Sportback, aunque en el caso que nos ocupa, el rival directo es el Audi RS7, presentado poco después.

Como ocurrió con el Audi RS7, me esperaba algo más por parte de Mercedes, pero este al menos no pierde algo de garra como si pasa con el Audi. El Mercedes gana en musculo y empaque unicamente suavizando las líneas de la carrocería. Pierde aristas y líneas rectas en favor de las curvas, claramente influenciado por los Clase A, CLA y GLA, así como por el nuevo Mercedes Clase C. Pero no es el único cambio que sufre el Mercedes CLS 63 AMG y el resto de hermanos de gama.

Dentro de lo más destacado este un nuevo sistema llamado "Multibeam LED", que es algo así como los faros Matrix LED de Audi. Son unos faros que se componen de 24 diodos individuales, capaces de modificar su intensidad hasta 100 veces por segundo asistidos por una cámara de vídeo y una gestión electrónica que les informa de lo que ocurre. Tienen función adaptiva y un rango de alcance de unos 485 metros. Por cierto, según Mercedes, ayudan a reducir el consumo en 0,5 litros.

Mercedes CLS 63 AMG

También hay cambios en el habitáculo, aunque como pasa con la línea exterior, apenas se notan. Mantienen las líneas básicas del interior de las últimas generaciones pero añaden algunas cosas ya vistas en otro modelos de Mercedes, como la pantalla táctil no integrada en el salpicadero o el nuevo volante deportivo en el casos del CLS 63 AMG.

En cuanto a este último, que es el que nos ocupa, también recibe nuevos tapizados de piel y alcántara, así como fibra de carbono allá donde mires y un equipo de sonido Bang & Olufsen BeoSound con 1.200 vatios y catorce altavoces. Es decir, en la consonancia de lo que se espera en un "restyling".

 Bajo el capó, el mismo V8 5.5 Biturbo con las mismas dos versiones, 557 CV para el Mercedes CLS 63 AMG "normal" y 585 CV para el S-Model, ambos acoplados al cambio automático AMG Speedshift MCT. La tracción integral 4Matic también estará disponible, pero ahora se podrá montar en ambas versiones y no solo en la S-Model. Como el resto de la gama, supera la normativa Euro 6.

Mercedes CLS 63 AMGMercedes CLS 63 AMG

La lista de equipamiento os la podéis imaginar, más que sobrada para el 99,99% de los mortales, aunque siempre vendrá alguno quejándose de que le falta algo... Están todos los asistentes electrónicos habidos y por haber, al igual que todos los sistemas de comodidad, navegación y acceso a internet. No falta nada.






0 comentarios: