Ronax 500. ¿El canto del cisne del '2T'?

By | 20:45 Comentarios

Por fin tenemos las imágenes y los datos oficiales de una moto que será muy deseada a partir de hoy por los amantes de los '2 tiempos'



En abril os conté que una empresa alemana llamada Ronax, estaba trabajando en una moto de 500 centímetros cúbicos y ciclo "2 tiempos", que era una copia fidedigna de la Honda que Rossi pilotó durante el mundial de 500. Sería presentada el día 8 de junio y como es menester, aquí tenéis los datos y las imágenes oficiales. En aquella ocasión titulé la entrada como "Regresa el 2T, a lo grande". Y no me quede muy corto, aunque no es exactamente un regreso, sino más bien un canto de cisne. Poco pude contar pues no había ni un solo dato. Únicamente que sería una fiel copia de la Honda NSR 500 de Valentino Rossi y que se fabricarían solo 46 unidades, en honor a Rossi y el número que han lucido todas sus motos.

Ahora si os puedo contar algo más, como por ejemplo materiales usados, potencia del motor y el precio, que ya adelanto que no es precisamente barata. Es casi una moto de carreras y vale como una moto de carreras.

Estéticamente, y como dejaba entrever la lona con la que estaba tapada la moto en las primeras imágenes oficiales, es clavadita a la Honda NSR 500 de 2.001. Si la pintas con la decoración que llevaba Rossi sería difícil distinguirlas, obviando claro está, el pequeño foco delantero y el minúsculo piloto trasero, que desde mi punto de vista, se han resuelto de una manera genial. Pasan completamente desapercibidos y parece que no lleva sistema de iluminación.

Ronax 500Ronax 500

Los frenos no son de carbono como los usados por Rossi en el mundial, son de acero con 320 mm los delanteros, pero el carenado, el cubre deposito y el colín si emplean la ligera fibra de carbono para su construcción. Ésto, junto al chasis y bloque motor de aluminio hacen que la Ronax 500 marque en la bascula solamente 145 kg en vacío.

El motor es, como se dijo en su día, un V4 de 499 centímetros cúbicos con un angulo entre bancadas de 80º. Lo que no se dijo es la potencia; desarrolla 160 CV a 11.500 rpm, está alimentado por un sistema de inyección y cuenta con dos programas de funcionamiento: Sport y Rain. Se queda unos 30 CV aproximadamente por debajo, de aquellas motos que atronaron los circuitos.

Las suspensiones corren a cargo de Öhlins tanto delante como detrás, y por supuesto, son completamente regulables.

El precio a pagar no es ninguna tontería, 100.000 euros en Alemania sin impuestos, que ascenderían a unos 120.000 euros en España aproximadamente. Es cara y se harán muy pocas. Una lastima.




0 comentarios: