Uno de los escasos Ferrari 250 LM a susbasta con motivo de Pebble Beach Concours d'Elegance

By | 19:15 Comentarios
El Ferrari 250 LM es uno de los coches salidos de Maranello más míticos de entre todos sus modelos. Data de una época en la que casi cualquier coche deportivo podía entrar en los circuitos y ganar carreras, para luego volverse a casa rodando legalmente por vías públicas.

Ferrari 250 LM

Solo se hicieron 32 unidades de un coche que fue un éxito para Ferrari, aunque como siempre, tiene una historia con algo de polémica. Pero Ferrari sin polémica, no es lo mismo. Estuvo tan solo dos años en producción, de 1.964 a 1.965 y su único motivo de existencia era el Campeonato del Mundo de Resistencia, en especial las míticas 24 Horas de Le Mans, de ahí su denominación "LM".

Apareció por primera vez en el Salón del Automóvil de París de 1.963 y venía a ocupar el hueco dejado por otro de los modelos más míticos de Ferrari, el 250 GTO, un coche que a día de hoy se le considera el mejor y más bonito de todos los Ferrari. Es uno de mis preferidos, desde luego. El Ferrari 250 LM se basaba en el 250 P, una barqueta de carreras con motor de tres litros y doce cilindros.

Como derivado del 250 P, su chasis era tubular y montaba un motor V12 de tres litros, como su denominación indica, pues para quien no lo sepa, el número "250" indica la cilindrada unitaria de cada cilindro. No obstante, hay que aclarar que ésto solo se cumplía en la primera unidad fabricada, el resto de unidades montaban un V12 de 3.285 centímetros cúbicos, lo que le valdría la denominación de Ferrari 275 LM.

Ferrari 250 LMFerrari 250 LMFerrari 250 LM

¿Por que mantuvo dicha denominación? Pues fácil, aunque aquí llega la polémica. Ferrari solicitó a la Comisión Deportiva Internacional de la FIA su inclusión en el Grupo 3, tal y como hicieron con el Ferrari 250 GTO y si hubieran cambiado la denominación, hubiera supuesto entorpecer la homologación ya que una nueva denominación representa un nuevo coche y habría arruinado todo el trabajo hecho hasta entonces.

La FIA no creyó en ningún momento que consiguieran llegar a la cantidad mínima de unidades obligatorias para entrar en dicho grupo, 100 coches fabricados, y finalmente así fue. Se quedaron bastante lejos con unicamente 32 unidades, por lo que fue homologado como sport-prototipo haciendo que Enzo entrara en cólera y dejara oficialmente al Ferrari 250 LM "compuesto y sin equipo oficial". Típico no obstante del temperamental italiano. Muchos dirían que no es temperamental, sino un imbécil...

Ese V12 de 3.200 centímetros cúbicos estaba alimentado por tres carburadores Weber 38 DCN o 40 DCN de doble cuerpo y desarrollaba 320 CV, unido a un cambio manual transaxle que le permitieron ganar en equipos privados multitud de competiciones, como las 24 Horas de Le Mans de 1.965. La carrocería como no, estaba diseñada por el "mago" Pininfarina, pero fabricada por Scaglietti.

Ferrari 250 LM

Encontrar un coche de estos a la venta es muy complicado. Y no busquéis en páginas de segunda mano, estos coches solo se venden entre "amigos" o a través de subastas, como el que ilustra esta entrada. Lo sacará RM Auctions en Pebble Beach, en agosto, y forma parte de un lote que te hará babear de lo lindo, compuesto por otros modelos del Cavallino y que ya te iré enseñando.

Fue vendido nuevo en 1.964 a través de Luigi Chinetti Motors a Modern Classic Motors en Reno, Nevada. Iba dirigido al uso personal del propietario del concesionario y un magnate de casinos, William Fisk Harrah. A diferencia de otras unidades del Ferrari 250 LM, que terminaron compitiendo desde el primer día, Harrah nunca lo metió en pista y solo lo usaba por vías públicas y además, muy poco, ya que lo vendío dos años después con tan solo 800 km al Dr. Hart Isaacs, de Beverly Hills, que lo mostró en Pebble Beach de 1.969.

Pasó por una serie muy bien documentada de propietarios, participando en algunos eventos y carreras para clásicos, sufriendo en 1.970 un accidente de gran envergadura donde unos de los depósitos de combustible sufrió perdidas, prendiendo fuego por culpa de uno de los viandantes que había por allí fumándose un cigarrillo. El resultado fue un desastre y algún tiempo después, se vendió el motor completo que acabó bajo el capó de un Ferrari 250 GTO.

Ferrari 250 LM

Hace relativamente poco tiempo, fue restaurado hasta recuperar su condición original, motor incluido, recibiendo el certificado "Ferrari Classiche", imprescindible para un Ferrari clásico que se precie. Y si se trata de uno como este Ferrari 250 LM, con más motivo.

Una unidad subastada en 2.013 alcanzó los 14,3 millones de dolares, unos 10,6 millones de euros, así que ésta de las imágenes no debe quedarse muy lejos. Sobre todo cuando se trata de la unidad número 19 de los 32 construidos.





0 comentarios: