Vector W8 Twin Turbo

By | 14:27 Comentarios
Cada día que pasa me resultan más interesantes las subastas. Mucha gente me ha preguntado porque este cambio, de casi ni hacer caso a las novedades actuales y prestarle más atención al mundo de las subastas, y yo les he contestado de diversas maneras, pero lo mejor es enseñaros cosas como lo que os traigo ahora. Un Vector W8 Twin Turbo que RM Actuions subastará en agosto en Monterey.

Vector W8 Twin Turbo

¿Cuantos de vosotros conocéis la firma Vector Automotive? Es posible que la mitad de los que estáis leyendo esto conozcáis la marca y la otra mitad estéis diciendo que no habéis oído hablar en vuestra vida de Vector Automotive. Y es lógico, es una empresa estadounidense que cerró las puertas en la década de los 90, tras haber comenzado su actividad en los años 70. Fueron muy pocos años lo que estuvo en activo y pocas las unidades que fabricaron, pero algunos fueron auténticos "pepinos".

La unidad en cuestión que nos ocupa, es un Vector W8 Twin Turbo de 1.992 que como he comentado, subastara RM Auctions en agosto en Monterey, aunque no han comentado ni un solo dato del coche así que no os contare la historia de dicha unidad, sino del modelo en cuestión que también merece la pena pues es el primer coche que Vector Automotive puso a la venta y del que solo se fabricaron 19 unidades, terminando en la calle 17 coches.

Pero para conocer bien el Vector W8, tenemos que viajar hasta 1.972, justo cuando Gerald "Jerry" Wiegert salia de la universidad y creaba en su casa el proyecto "Vehicle Design Force", asociándose para ello con Lee Brown. Wiegert era un gran aficionado al automovilismo, pero también al mundo aeroespacial, algo que terminó influyendo en sus productos.

Vector W8 Twin Turbo

En 1.978 se presentó en primer prototipo con motivo del Salón de Los Ángeles. Era un coche "vacío", sin motor, aunque se especulaba que tenía varias mecánicas entre las que destacaba un propulsor de origen Porsche. Era el Vector W2 (por Wiegert 2) y recibió una evolución para 1.979 en forma de motor, que le llevo a recorrer más de 160.000 km de pruebas. Hay que decir que tras la presentación del Vector W2, Lee Brown abandonó el proyecto y la empresa pasó a denominarse Vector Automotive.

Durante esos 160.000 km, paso por las manos de algunos medios especializados de cierto nombre, como Motor Trend o Top Gear, quienes recibieron instrucciones de no realizar pruebas de velocidad máxima a pesar de que se aseguraba una punta de cerca de 230 millas por hora, unos 370 km/h.

El proyecto se aceleró cuando recibió financiación procedente de una oferta pública de acciones y de diferentes demandas contra otras compañías por diversos motivos que no vamos a tratar. Así nació nuestro protagonista, el Vector W8 Twin Turbo, que era una evolución del Vector W2.

Vector W8 Twin TurboVector W8 Twin Turbo

Al igual que el W2, el nuevo Vector W8 Twin Turbo tenia una linea estética muy particular y muy influenciada por la industria aeroespacial. Empleaba materiales exóticos como fibra de carbono, kevlar, aluminio extrusionado, resina epoxi o fibra de vidrio. Para su presentación se hicieron dos coches, de los cuales solo uno tenia motor.

El otro, contaba con el motor que finalmente tendrían todos los Vector W8 Twin Turbo, un V8 Rodeck con 5.973 centímetros cúbicos y dos turbos Garret H3, que garantizaban 625 CV y 874 Nm de par. Una potencia respetable incluso a día de hoy. Lo que no tenía sentido era la caja de cambios automática de tres velocidades de Oldsmobile, acoplada al motor. Aún y así, desde Vector afirmaban que alcanzaba los 350 km/h y aceleraba de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos.

Hay una historia curiosa respecto al Vector W8. El tenista Andre Agassi adquirió uno de color negro, por el que pagó 455.000 dolares, un precio a todas luces desorbitado. Agassi sabia que tardarían en darle su coche pues los Vector se fabricaban a mano, pero eso le dio igual y exigió que le entregaran su Vector antes de tiempo. Desde la empresa, cumplieron con lo exigido y le entregaron el coche, pero sin terminar. Además, unos representantes del constructor le comentaron que podía mostrar el coche, pero advirtieron que no lo condujera hasta que lo estuviera terminado. No obstante, Agassi sufrió una avería en su Vector W8 Twin Turbo que provocó que le devolvieran hasta el último de esos 455.000 dolares que pagó por el coche. La unidad de Agassi se reparó y se revendió.

Vector W8 Twin Turbo

Como suele ocurrir en empresas pequeñas con objetivos demasiado ambiciosos, Vector cerró durante los años 90 no sin antes verse inmersa en algunos asuntos un tanto raros, como una venta ilegal a Megatech, aunque Wiegert consiguió recuperar los derechos de Vector Automotive.

Solo se vendieron 17 coches, así que el de las imágenes es un ejemplar rarísimo de encontrar y seguramente, caro, muy caro. Si RM Auctions cuenta algo interesante del modelo, volveré a retomar la historia de este Vector W8 Twin Turbo.





0 comentarios: