Talbot-Lago T26 Grand Sport Coupe

By | 16:56 Comentarios
Francia tuvo durante mucho tiempo, una serie de fabricantes de automóviles de muchísimo renombre, de los cuales, han llegado a nuestro días realmente muy pocos. Uno de esos fabricantes que no ha llegado hasta hoy, pero es sinónimo de exclusividad, es Talbot-Lago.

Talbot-Lago T26 Gran Sport Coupe

La Talbot-Lago se fundo tras la quiebra del grupo automovilístico STD (Sunbeam-Talbot-Darracq) en 1.935. Fue Anthony Lago quien se hizo cargo de los restos y se quedó, por decirlo de alguna manera, con Talbot a la que renombro como Talbot-Lago al añadirle su apellido al final. Al mismo tiempo, los bienes britanicos de Talbot pasaron al control del grupo Rootes, finalizando así el uso paralelo de la marca Talbot en Francia y en el Reino Unido.

Como es de esperar, esta firma se vio afectada como todas por la Segunda Guerra Mundial, pero fue de las primeras en poner sus activos en marcha al finalizar la contienda. Anthony, tenía ideas ambiciosas y las plasmó en un chasis deportivo para carretera, el cual se podría "vestir" con la carrocería que cada cliente quisiera como siempre se había hecho en el segmento de los coches de alto standing. Creó un bastidor lo más cercano a la competición técnicamente posible y diseño un motor de seis cilindros en línea idóneo para animar su nueva creación.

Así nació el Talbot-Lago T26 Gran Sport, un coche que pude ser el coche más potente y rápido para pasajeros del mundo, pero su astronómico precio terminó provocando que únicamente se fabricaran 28 chasis, que recibieron carrocerías completamente diferentes.

Talbot-Lago T26 Gran Sport Coupe

El coche de las fotos es una de esas 28 unidades fabricadas del Talbot-Lago T26 Grand Sport, aunque éste es algo especial, pues ha tenido tres carrocerías diferentes. Lo tiene en su poder la galería de subastas Bonhams quien lo anuncia como "brutalmente seductor". Se podrá ver en "Quail Lodge", en agosto, estimando que bajará el martillo en un precio que debería rondar los 650-800.000 libras, una barbaridad que al cambio se quedaría entre 819.260 y 1.009.000 euros aproximadamente. Calderilla que llevamos todos en el bolsillo...

Cuenta con el propulsor de seis cilindros en linea que diseñara Anthony Lago tras la Segunda Guerra Mundial y cuenta con 4.482 centímetros cúbicos, culata de aluminio y tres carburadores dobles Zenith. Son 190 CV los entregados a las ruedas traseras, pero en la poca el mismo motor con alguna modificación, llegó a desarrollar hasta 260 CV.

Su chasis es el número 110106 y se entregó en el concesionario Talbot-Lago belga en 1.958. Al tiempo, pasó a manos del piloto de carreras británico "Goldie" Gardner quien encargo a Vander Plas una carrocería única y exclusiva que resultó uno de los trabajos menos elaborados del carrocero belga, pero se terminó presentando en el Salón del Automóvil de Bruselas de 1.959.

Talbot-Lago T26 Gran Sport Coupe

Tuvo muchos propietarios, pero uno de ellos volvió a re-carrozar el coche con un trabajo de Martin Oblin, que resultó mucho más bonito que el de Vanden Plas y que mantiene actualmente.

Este Talbot-Lago T26 Grand Sport Coupe no ha sido restaurado y mantiene cosas de origen como la piel de los asientos, claramente desgatados, las moquetas e incluso la cubierta del salpicadero.



0 comentarios: