DunBee. El escarabajo de las dunas

By | 16:04 Comentarios

Estamos en diciembre y como todos los años, el Dakar es protagonista. En esta ocasión, no es el Dakar propiamente dicho sino uno de sus participantes quien reclama atención. Éste es DunBee, el 'escarabajo de las dunas'.



Piensa en un coche con una longevidad asombrosa. Uno que tenga miles y miles de fanáticos en todo el mundo. Piensa en un coche cuyo origen esté relacionado con el régimen nazi y el cual, ha servido de base para todas las locuras que se les ha ido ocurriendo a la gente. ¿Lo tienes? ¿Seguro? Bueno, pues ahora imagínatelo preparado y listo para competir en el Dakar.

El Volkswagen, el 'coche del pueblo', nombre original del mítico modelo alemán (que no Beetle, éste vino después), es un coche que tiene mil vidas y la gente crea auténticas obras de arte en muchos casos usándolo como base. Personalmente he visto de todo, desde creaciones puramente 'vintage', con las ruedas traseras carenadas y pintura bicolor, hasta sorprendentes 'hot rod' o realizaciones 'Top chop' de lo más curradas. Es versátil, con una mecánica muy básica y duro como una piedra.

También hay realizaciones de carreras, faltaría más. Muchos de ellos con motores Porsche de los años '70, pero como suele ser habitual, las creaciones más llamativas y espectaculares suelen ser los 'big foot' o las enfocadas a un uso off-road, como nuestro protagonista, cuyo destino es la línea de salida del Dakar 2015.

Un buggy camuflado

DunBee Dakar 2015

No puedo evitar sentirme atraído por los típicos 'buggys del desierto'. Son espectaculares y tienen que ser súper divertidos de conducir, además, hay mil versiones de estos trastos como por ejemplo, el coche que nos ocupa, el DunBee, que en realidad no es un Volkswagen escarabajo, sino un buggy con una carrocería imitando sus formas.

El motor tampoco tiene nada que ver con el montado en los Volkswagen originales, aunque si comparten logo de marca. Se trata de un 2.0 TDi con 190 CV, conectado al eje trasero, como buen buggy. La verdad es que se está demostrando que los sistemas de propulsión son eficazmente muy cercanos a los sistemas de tracción total  en un terreno como el del Dakar y hasta Peugeot con su 2008 DKR, se ha decantado por esta categoría.

De todas formas, aunque no sea un escarabajo auténtico, no podéis negar que es genial. Me encanta. ¡¡Es un escarabajo de Mad Max!!

Tercero en la África Eco Race

DunBee Dakar 2015

Los rallye raids son una de las categorías que todavía conserva  la posibilidad de poder correr con vehículos creados por genuinos artesanos que viven por y para ello. Máquinas creadas por fanáticos que sienten un inmenso placer con lo que hacen. Casi, casi, los últimos artesanos que quedan en el mundo de la competición. Uno de esos locos es el piloto belga Stéphane Henrard, quien en sus talleres lleva desarrollando el DunBee desde 2012.

DunBee, viene de la contracción de 'Dune' (dunas) y 'Beetle' (escarabajo), y ha estado poniéndose en forma durante estos dos años en algunas competiciones, como la África Eco Race, donde terminó en el tercer puesto en la última edición. El propio Stéphane lo cuenta.
El DunBee debutó en África porque no estaba listo para correr en Sudamérica en las primeras ediciones del Dakar. Ahora, el recorrido es distinto y el vehículo ha evolucionado, es un buggy 'experimentado' que ofrece una serie de garantías en cuanto a rendimiento y fiabilidad. 

No lo tendrá fácil

El Dakar no es precisamente una competición fácil, sino todo lo contrario. Se trata de uno de los rallyes más duros del mundo, por no decir el más duro de todos. Terminar, ya es todo un logro y quedar entre los 10 primeros, en el 'top 10', lo es todavía más. 

Stéphane ha terminado entre los diez primeros en tres ocasiones y siempre aspira a lo máximo. Si corres, es para ganar, sino quédate en casa dicen, pero en esta ocasión el piloto belga se conforma con terminar la carrera. No lo tendrá fácil. 


Galeria de imagenes

0 comentarios: