“Iron Lung” Bubbletop. ¿Chatarra con ruedas?

By | 15:47 Comentarios
Para muchos, es un montón de chatarra, para otros, un proyecto a medio terminar. Para su dueño es el 'Iron Lung' Bubbletop y se trata de un proyecto 'rat rod' completamente finalizado...



Ya sabéis que este mundo nuestro de las cuatro ruedas tiene tantas variantes que en ocasiones, cuesta entender muchas de ellas, como la vertiente 'Rat Rod'. Los Rat Rod son coches podridos, oxidados, viejos...  no en vano, el termino 'rat' es justo lo que parece, pues es rata en ingles. Eso sí, son totalmente funcionales. Y muy potentes en algunos casos.

Muchos pensaréis que se trata de un movimiento minoritario, de cuatro chalados que prefieren llevar sus coches así en lugar de restaurarlos como es debido. Pero no son cuatro, son miles pero sí, todos están chalados, completamente majaras. ¿Quien en su sano juicio dejaría así un coche? Cuando os diga cual es la base del Iron Lung, vais a alucinar.

No tengo ni idea de donde procede el movimiento Rat Rod y la verdad, tampoco me he molestado en buscarlo, lo dejo para otra ocasión, pero todas sus creaciones tienen un aspecto parecido al Iron Lung, aunque no tan particular como éste.

Un proyecto de cuatro años

Al contrario de lo que suele ocurrir en España, en otras partes del mundo como Estados Unidos, suelen ocupar su tiempo libre en algo más que ver fútbol en la tele y fijarse en lo que hace el vecino. Hay gente que prefiere comprar chatarra, guardarla en el garaje de casa, aguantar la charla día si y día también por parte de la mujer por tener la casa llena de porquería y poco a poco, montarse su propio aparato con ruedas, sirviéndose de la ayuda de amigos y de lo que se vaya pillando.

Entiendo que comprar chatarra no es lo más lógico,  a no ser que seas chatarrero y te ganes la vida con ello. Además, debemos que tener en cuenta que aquí en nuestra 'piel de toro', homologar cualquier vehículo es caro y muy complicado, todo lo contrario que en Estados Unidos, que se homologa por chasis y si funciona, frena y sus luces son las que dicta la normativa, a correr. Y nunca mejor dicho. En España necesitas varios certificados que solo te puede dar un ingeniero y el Ministerio de Industria.

Otra de las cosas que suele ser motivo más que sobrado para que la gente no emprenda estos proyectos es el tiempo, algo que al creador de esta 'cosa' no parecía importarle. En total, fueron cuatro años los que empleo Eric Groodich, en crear semejante aparato. Si soy sincero, no se ni como denominarlo. ¿vehículo?¿chatarra con ruedas?

¡¡Es un Ford Thunderbird de 1965!!

El enunciado te lo dice todo, es un Ford Thunderbird de 1965, o eso al menos asegura Eric. Personalmente solo reconozco los enormes pilotos traseros y me imagino, que los faros delanteros, colocados en una mu curiosa posición, proceden del mismo modelo. Principalmente por temas de homologación, pues en 'yankeelandia' son muy pejigüeros con el tema de la iluminación.

Parece ser que compró un Ford Thunderbird de 1965 en un estado un poco lamentable, cuya restuauración hubiera sido bastante cara y aprovecho lo que le pareció bien. Toda la parte trasera son las alteras traseras del Thunderbird modificadas, los pilotos traseros y su borde cromados, más de lo mismo. Se aprovecharon las puertas y el chasis, así como el motor.

Como buen cacharro americano de su época, monta un V8 de carburadores (Holley) con 390 pulgadas cubicas, 6.391 centímetros cúbicos, con unos 344 CV. No esta mal, ¿verdad?


Galería de imágenes 

0 comentarios: