Los descapotables de SEAT. El SEAT Fórmula

By | 9:13 Comentarios
La aparición del SEAT Roadster, la creación del diseñador valenciano David Cava, ha provocado que nos acordáramos de todas las creaciones con carrocerías abiertas que SEAT ha tenido y entre concept y versiones de calle, apenas suman seis modelos. Comenzamos el repaso a 'Los descapotables de SEAT`con el Fórmula Concept, presentado en 1999.

SEAT Fórmula concept

En 1999 yo tenía 16 años, apenas llevaba un año comprándome revistas con la paga que me daban mis padres y mi cabeza volaba de un modelo a otro con el fin de comenzar a ahorrar y tener mis cuatro ruedas en cuanto me sacara el carnet. Imaginaos la cara de bobo que se me quedó cuando compré la revista de turno y en la portada aparecía el coche protagonista de estas líneas con el título 'SEAT Fórmula, el nuevo biplaza de la marca española'. Solo me falto gritar un más que típico '¡¡toma ya!!'. Había encontrado mi futuro coche.

Que pasada de trasto. A mis 16 años fue un shock y ahora, me sigue pareciendo tan alucinante como entonces. Me encantaba y me sigue encantando y seguramente ya estéis pensando en mi reacción cuando me puse a leer el artículo y vi que se trataba de un 'simple' concept para el que no había visos de una vida larga y prospera en las líneas de producción. Fue una decepción, lógicamente, seguida de una sensación de rabia y cabreo. ¿Por que no van a llevar semejante maquina a producción? Era 'la leche' y seguro que se venderían miles sin problema. Cosas de un chaval de 16 años que no tenía ni idea de como funcionaba el mercado ni lo que costaba desarrollar un coche como éste.

Si es verdad que podrían haberlo hecho si quisieran, aprovechando las sinergias de grupo como bien sabe hacer Volkswagen, pero aquel no era el momento para un modelo como éste dentro de SEAT. No obstante, sigo conservando aquella sensación de rabia y de cabreo hacia Volkswagen por no darle a SEAT un coche así.

Diseño espectacular

SEAT Fórmula concept
Así me pareció en su día y así me sigue pareciendo hoy; espectacular. Lo que menos me gustó la primera vez que lo vi, los faros redondos, es justo lo que más me gusta ahora. Me resultan originales y lejos de los tradicionalismos. Por aquel entonces, SEAT buscaba nueva imagen, tenía que renovarse y dar el campanazo y presentaron varios concept entre los que destacaba este SEAT Fórmula y el SEAT Bolero, un sedan con 330 CV nada menos.

En esta época fue cuando llegaron la segunda generación del SEAT Toledo y la primera edición del SEAT León, hoy coches con seguidores en todos los rincones del mundo. Ninguno de los dos tomaba su imagen del SEAT Fórmula, éste representaba la siguiente evolución, el siguiente paso en el camino de SEAT. Fijaros en el diseño de, por ejemplo, el SEAT Salsa. Tiene más en común con el Fórmula de lo que parece. Así lo veo yo al menos...

Con el SEAT Fórmula se ofrecía también una posible variante radical, un roadster biplaza muy extremo, sin posibilidad de techo, muy compacto y voladizos muy cortos al tener las ruedas totalmente en los extremos de la carrocería, que además está fabricada con fibra de carbono.

Muy radical y con 240 CV

SEAT Fórmula concept
El único objetivo del SEAT Fórmula era ser radical y deportivo, mucho a poder ser
. Solo hay que mirar las fotos para darse cuenta de ello, sobre todo las del habitáculo. Lo que se aprecia en la imagen es directamente el chasis de aluminio y las estructuras de absorción de impactos. El SEAT Fórmula era algo así como un Lotus Elise a la española.

No tiene material insonorizante, ni moqueta ni nada que aísle al conductor del chasis ni de todo lo que ocurre. Resulta tan espartano, que para poder poner la instrumentación tras el volante, se tuvo que hacer una estructura en material plástico que la sostuviera. Lo peor de todo es que ninguna solución del coche termino en la serie.

Ni siquiera el motor era de producción, ni tampoco lo vimos en la cadena de montaje. Colocado en posición central trasera, es un dos litros de cuatro cilindros turbo, procedente del SEAT Cordoba WRC generando para la ocasión 240 CV en lugar de los más de 300 CV del motor de competición. La transmisión también tenía el mismo origen y era secuencial de seis relaciones teniendo incluso mandos tras el volante. Era capaz de hacer el sprint en 4,8 segundos y de alcanzar los 235 km/h.

Triste final

Desarrollado por el Centro de Diseño de Sitges, propiedad de Volkswagen, terminó en la famosa nave a122 donde SEAT guarda todas sus creaciones, siendo uno de sus concept más olvidados a día de hoy a pesar de ser realmente genial. Triste final, no hay duda.



Galeria de imagenes

0 comentarios: