Bentley Speed Six 'Blue Train' recreation. En honor a una leyenda

By | 18:15 Comentarios

Bentley Speed Six 'Blue Train', el coche que ganó al mítico Blue Train en 1930 tras una apuesta en la que se jugaron 200 libras, y la imagen de una marca.



La leyenda de la carrera contra el Blue Train de 1930 sigue siendo una de las mejores historias del automóvil. Una historia que solo podía pasar en los albores del coche, con locos y apasionados de esas máquinas locas que atronaban las calles asustando a niños y a los caballos que tiraban de los carros. Y no, no me he confundido. Se perfectamente que en 1930 ya era un producto común en las calles de las ciudades, pero seguía siendo el comienzo del automóvil y convivía con carromatos y demás. Podríamos decir que era el comienzo real, cuando la evolución de los coches fue acelerando para llegar a lo que tenemos hoy.

La pasión por el automóvil se vivía en aquella época de una manera un poco diferente a lo que hoy podemos vivir. Los coches más potentes, lujosos y apetecibles eran únicamente para los más pudientes, cosa que no ha cambiado, solo que había muchos de esos pudientes que realmente sentían pasión por esos trastos ruidosos y se los compraban para disfrutar, siendo menos común el postureo que tenemos hoy día. Aquellos locos millonarios son los culpables de que existan historias como la del Bentley 'Blue Train'.

Es una historia con mucho encanto y no falta de confusión, que la hace todavía más interesante. Para que nos hagamos una idea, se llegaron a realizar artículos y pinturas con motivo de la carrera Barnato y su Bentley contra el 'Le Train Bleu'.

Todo provocado por una apuesta

Las apuestas. Que no habrá conseguido una buena apuesta. Yo he podido ver a amigos corriendo por la calle en calzoncillos debido a una apuesta. Nuestra historia comienza con una cena en Cannes, Francia, allá por 1930 y surgió como puede surgir cualquier cosa, con un cambio de tercio en la conversación. Se comenzó a debatir la posibilidad de correr contra el famoso 'Blue Train', el Tren Azul que realizaba el trayecto Niza-Paris-Londres. En aquellas fechas, las carreteras no eran precisamente como las de ahora y ésto hacia que el ferrocarril fuera más rápido y cómodo para viajar largas distancias, que un coche. Uno de los invitados, basándose en lo mencionado anteriormente, cuestiono la posibilidad de ganar al tren por carretera desde St. Raphael a Calai. He aquí, la chispa.

Entre los asistentes a la cena se encontraba Woolf Barnato, un millonario sudafricano que por aquel entonces era ni más ni menos, que el presidente de Bentley. Barnato, convencido de sus coches y aprovechando la ocasión para lograr una buena imagen para la marca, necesitada de inversores, no solo contradijo a dicho invitado, sino que se apostó 200 libras a que conduciendo su Bentley por carretera, no solo llegaría a Calais antes que el tren, sino que estaría en su club de Londres antes de que 'Le Train Bleu' llegara a su destino francés. Evidentemente, se acepto la apuesta, sino no estaríamos aquí contando esta historia.

Bentley Speed Six Blue Train 'recreation'
No voy a contar toda la historia al detalle, es muy largo, pero vamos a intentar resumirlo porque merece la pena conocerlo. Al día siguiente se dio la 'salida' a las 17:45, la hora en la que 'Le Train Bleu' partía de la estación de Cannes. En el Bentley, Barnato iba acompañado por el golfista amateur Dale Bourne. No fue un viaje fácil, con multitud de contratiempos y penurias, pero consiguieron llegar al Club Conservative de la calle St. James de Londres a las 15:20h, cuatro minutos antes de que el tren llegara a la estación de Calais.

Evidentemente, la apuesta estaba ganada, pero la Asociación Francesa de Fabricantes de Automóviles quiso multar a Bentley Motors por competir en vías públicas, provocando el enfado de Barnato, quien aseguró que participó como un individuo privado y no como el presidente de Bentley o como un representante de la misma. Así que Barnato fue multado con una buena suma que superaba lo ganado con la apuesta.

Una confusión que duró años

Bentley Speed Six Blue Train 'recreation'

Es aquí donde entra en escena la joya que se ve en las imágenes, pues durante un tiempo, existió una confusión respecto al coche usado por Woolf Barnato. Antes de seguir, comentar que el coche de las fotos es una reproducción, una réplica creada por un carrocero británico sobre la base de un Bentley Mk VI de 1950 al que se ha equipado con un bloque Bentley B80 de ocho cilindros en línea, 5.675 centímetros cúbicos, cambio de cuatro velocidades y 180 CV. Las fotos son de RM Auctions pues la unidad de las fotos será subastada en febrero, aunque te puedes comprar uno si tienes el dinero suficiente y la paciencia para aguantar los casi cinco años de lista de espera.

Volviendo al hilo de la historia, nos vamos a centrar en la confusión mencionada. Durante mucho tiempo, se pensó que el coche que Barnato uso para la carrera contra el Blue Train fue un Bentley Speed Six 'Sportsman coupe' con carrocería de Gurney Nutting, justamente el coche que replica nuestro protagonista de las fotos. pero realmente el coche usado fue Speed Six, cierto, pero con carrocería H.J Mulliner de cuatro puertas, recibiendo el apodo de 'Blue Train' ya que el Sportsman Coupe no fue terminado hasta unos dos meses mas tarde, recibiendo el apelativo de 'Blue Train Special' en homenaje de la victoria.

Fueron Jolene y Bruce McCaw quienes descubrieron la confusión y incluso, pudieron hacerse con el auténtico Bentley Speed Six que condujo Barnato aquella tarde, restaurándolo por competo y mostrando los dos coches juntos durante un concurso de elegancia.



Galería de imágenes del Bentley Speed Six 'Blue Train' recreation

0 comentarios: