Indian Chief Dark Horse. Todo al negro

By | 20:38 Comentarios

Negra casi hasta el último tornillo. La más especial de las Indian Chief se presenta con mucho carácter.



357 kilos pintados de color negro mate. Eso es lo que realmente veo cuando miro a la nueva Indian Chief Dark Horse. Y no es porque no me guste, todo lo contrario, me parece una pasada, pero nunca entenderé la manía que existe dentro del mundo custom por ponerle ruedas a un hipopótamo. Con la cantidad de materiales que tenemos hoy día, es completamente injustificable. Además, piden nada menos que 22.500 euros por todo ese conjunto de acero con ruedas. Y no, no me vale la escusa de que son 'motos para hombres'. Eso es la mayor tontería que he escuchado nunca. Eso solo sirve para mostrar un miedo brutal a la evolución.

Vamos a dejar esas cosas de lado que no vienen a cuento y vamos a ver la nueva Indian Chief Dark Horse, la más cañera y personal de todas las Indian a pesar de equipar el mismo chasis y el mismo motor que la Indian Chief Classic. El resto, como ves en las fotos, es único y rompe con todo lo que Indian tenía hasta ahora. Es la 'Indian macarra', el 'Indio guerrero'.

1.811 centímetros cúbicos y 357 kg de peso

Indian Chief Dark Horse

Supuestamente, las motos custom son las motos 'personales', donde supuestamente (otra vez) se sienten integrados todos aquellos que quieren ser diferentes al resto. Pero realmente, vista una moto custom, vistas todas, a no ser claro, que te gastes un pastizal en ponerla a tu gusto. Es ahí donde realmente radica el espíritu custom, en la transformación de tu montura en busca de lo personal y donde la gente se gasta autenticas fortunas. Y las firmas no son ajenas a ello, si ir más lejos, el mayor rival de Indian, Harley, tiene un catalogo de accesorios que es realmente salvaje y su único fin es que te compres una Harley y que además, la pesonalices. Lo malo es que estas motos no son baratas. Y no vamos a entrar en el tema 'americana o japonesa', que nos liamos sin sentido.

Lo que si hacen bien estos del custom, son los motores. Pero no porque sean potentes, o tecnológicamente avanzados, por lo general se lucen con cilindradas apabullantes y cantidades de par igualmente ingentes. La Indian Chief Dark Horse, como buena montura yankee, destaca en esos apartados. Su bicilíndrico desplaza 1.811 centímetros cúbicos y desarrolla 138,9 Nm de par a 2.600 rpm. ¡Olé! Y aunque solo llegan 75 CV rueda trasera, los 357 kg que pesa esta norteamericana se mueven con soltura.

Y si nos paramos a hablar de su estética, pocas cosas que decir que no puedas ver en las fotos. Los diseñadores de Indian han dado en el clavo, no han fallado una. A mi personalmente me encanta y eso hace que la puñetera tozudez de estos fabricantes me de más rabia aún. Sería mucho mejor montura si en lugar de tanto acero, usaran aluminio por ejemplo. No hay que olvidar que solo son dos ruedas sobre el asfalto y eso, en parado, cuesta moverlo. Además, la dinámica sería mucho mejor al disminuir las inercias. Pero en fin, el mercado demanda una cosa y hay que dárselo. Debo ser un tío raro...

Control de crucero, arranque sin llaves, accesorios...

Indian Chief Dark Horse

En la foto que tenéis justo arriba, la nueva Indian Chief Dark Horse me recuerda a la Victory High Ball, lo que demuestra lo poco diferentes que son entre si las custom de serie. Y eso, que la moto de la foto incorpora un manillar cuelga monos del catalogo de accesorios que Indian ofrece para la Dark Horse, donde hay un total de 40 opciones. Lo más gracioso es que remarco el echo de que se parece a otra custom, pero sería exactamente como yo me la compraría...

Por otro lado, hay una cosa que personalmente me llama muchísimo la anteción. Si nos centramos en técnica, toda moto custom es básica. No hay florituras, es todo muy básico, muy arcaico, absolutamente fiable, pero si nos adentramos en otro apartados la cosa cambia. Indian, por ejemplo, es una marca que ha apostado mucho por la electrónica, al igual que hacen los fabricantes de coches. No falta casi de nada en sus motos y la Dark Horse monta, entre otras cosas, control de crucero, arranque sin llave y ABS (ésto último debería ser obligatorio incluso en los ciclomotores).

Si la quieres, toca esperar

Realmente la moto me gusta. No entiendo porque debe pesar tantísimo, pero me encanta. Lo que ya no me gusta tanto es la cuantía que piden por ella: 22.490 euros. Una pasada. Pero bueno, si te gusta, tienes tiempo para ir ahorrando algo de dinero, porque no llegará hasta febrero de 2016. Tienes todo un añito. 




0 comentarios: