Aston Martin Ulster de 1935

By | 19:51 Comentarios

Aston Martin es una firma antigua, y no siempre ha tenido motores V12 de seis litros. Aún y así ganaban y se les consideraba deportivos, como este Aston Martin Uslter de 1935



Hace poco me acorde de un comentario que me hicieron una vez que yo, como siempre, me quejaba de lo insulsos que parecen los coches modernos. No me acuerdo realmente quien fue el artífice de un comentario así y tampoco es importante, pero me dijo que no entendía porque decía eso, que los coches antiguos eran todos iguales, que le costaba distinguirlos y para él, eran calcos. Sabía perfectamente que se refería a los coches 'de época', esos anteriores a la década de los 50 cuya estética es muy característica.

No lo dudo evidentemente, se parecen mucho entre ellos, es una moda estética como las actuales pero siempre hay coches que destacan por encima de otros, exactamente igual que ahora, como por ejemplo la primera generación del Volkswagen CC, el Passat CC. Lo más bonito que ha hecho Volkswagen en mucho tiempo y que luego ha terminado machacando en la siguiente generación. Pero éste no es el tema, el tema es que cuando he visto el coche de las imágenes me he acordado de aquel comentario y no he evitado pensar que no estoy de acuerdo en su totalidad. Pero claro, todo esto siempre bajo gustos de cada cual.

Es evidente que además, yo le veo otros muchos factores que lo hacen más interesante que cualquier modelo actual, o al menos, igual de interesante, siempre dependiendo del tema a tratar, como por ejemplo la seguridad. Ya les hubiera gustado en los 30 tener los sistemas y los materiales que tenemos hoy día...

Prometía superar los 169 km/h

Aston Martin Ulster 1935

Intentar analizar o explicar porque este tipo de coche me parecen más personales atractivos estéticamente no creo que lleve a ningún lugar. Son cosas que van por gustos, cada cual tiene los suyos y nunca estaremos todos de acuerdo. Pero aún y así, te voy a invitar a que busques varios coches actuales y dibujes su silueta y luego busques algunos coches de época y dibujes la de éstos. Puede que te sorprendas. Éste en concreto es lo que se consideraba entonces un deportivo, algo así como el Aston Martin V8 Vantage o incluso algo más radical que éste, alejado completamente del mundo de los Gran Turismo. Es más, se trata de un coche 'casi' de competición.

El Aston Martin Uslter protagonista, es el chasis LM19 que Bonhams subastará en junio con motivo del Goodwood Festival of Speed. Se fabricó en 1935 y llegó a competir en Le Mans de ese mismo año, así como en la Mille Miglia, el Tourist Trophy de Irlanda del norte o el GP de Francia de 1936 por poner unos ejemplos y está considerado uno de los mejores deportivos de pre guerra. Pero es llamativo que bajo el capó hay un cuatro cilindros de 1,5 litros con 85 CV. Un motor que a pesar de su cilindrada es bastante grande cuya carrera del pistón llega a los 99 milímetros.

Muchos lo sabréis ya, pero para todos aquellos que no lo sepan, en aquella época la calidad de la gasolina no era especialmente alta ni los materiales eran como los de ahora, así que la compresión del motor solía ser muy baja y el diseño de los mismos, por norma general, tenía carreras de pistón tirando a largas. Eso daba mucho par, pero poca potencia porque el combustible no 'prendía' correctamente. Ahora tampoco es una maravilla, pero si es infinitamente mejor que entonces. Algunos Aston Martin Ulster usaron compresor volumétrico obteniendo entre 15 y 20 CV adicionales y Aston afirmaba que podía superar los 169 km/h.

Frenos de tambor, dirección mecánica, cambio sin sincros...

Aston Martin Ulster 1935

Conducir un coche de éstos es toda una experiencia. Es necesario cambiar totalmente el chip y no lo digo porque yo haya tenido la oportunidad de conducir uno, ¡¡ojalá!!, pero si he llevado coches más modernos sin servo en los frenos, sin dirección asistida o con las primeras marchas sin sincronizas. Se conducen igual, si, pero en el fondo, no es exactamente igual. Hay que frenar antes y apretar con fuerza el pedal del freno, sobre todo cuando ruedas ligerito, la dirección en parado es horrible y en marcha la precisión brilla por su ausencia, el cambio hay que manejarlo con delicadeza pero sin miedo, en el Aston Martin Ulster seguramente haya que recurrir también al doble embrague... son coches que no pueden conducir todo el mundo

Otro punto a su favor es que no están aislados. No tienen material insonorizante, apenas tienen una mínima moqueta en el suelo, los asientos son muy finos, la dirección no tiene asistencia y te llegan todos los golpes y vibraciones que afectan a las ruedas... es un festival de sensaciones. Y puede que 169 km/h te parezca poco, pero debes pensar que hay que pararlo luego y los frenos, de tambor a las cuatro ruedas, son cualquier cosa menos potentes y eficaces. Además, fijate en la foto de arriba o en las que hay más abajo en la galería y dime, ¿ves algún cinturón de seguridad?

Astronómicamente caro

Este tipo de coches solo se pueden encontrar en ciertos eventos de elevadísimo prestigio como el Goodwood Festival of Speed, donde además, siempre y cuando tengas entre 1,6 y 2,2 millones de libras disponibles, te lo podrás llevar a casa. ¿Que no sabes cuanto es en euros? pues aproximadamente, entre 2.250.000 y 3.086.000 de euros.


0 comentarios: