Ford Roadster de 1927 by Charlie Matus

By | 19:47 Comentarios

La cultura Hot Rod es algo que deberíamos envidiar muchísimo en España. Va más allá del simple vehículo y en más de la mitad de la ocasiones se traspasa de padres a hijos. Este Ford Roadster e 1927 es un ejemplo más.



Habrá quien piense que el coche de las imágenes es una aberración, que eso no se le debe hacer a un clásico, pero la cultura automovilista española es muy diferente a la podemos ver en otros lugares del globo. Bueno, creo que ni siquiera tenemos algo a lo que llamar 'cultura automovilística'. Es por ello, que siempre que puedo y el tiempo me lo permite, publico algo de fuera de nuestras fronteras para mostrar como son las cosas fuera.

Pesonalmente hay un segmento, sector o estilo (como quieras llamarlo) que me encanta, y es el de los Hot Rod. Coches creados a partir de piezas de diverso origen y antigüedad, que terminan formando vehículos realmente llamativos y en ocasiones, alucinantes. En este caso, lo voy a dejar en llamativo, aunque reconozco sin ningún pudor, que me lo quedaría tal cual esta. Me encanta.

Como bien afirmo en el enunciado, la cultura Hot Rod va más allá del simple vehículo. La cultura Hot Rod influye en la vida de sus aficionados, hay todo un mercado de dimensiones colosales a su alrededor, los fabricantes lanzan componentes y hasta motores para montar en estos coches y hasta el mundo de la ropa y los complementos tiene cierto calado en el Hot Rod. Ademas, el hecho de fabricarse uno mismo el coche lo eleva casi a la categoría de arte.

Ford Roadster de 1927

Ford Roadster de 1927 by Charlie Matus La base para los Hot Rod suele ser casi siempre, Ford, no importa el modelo, Ford tiene el privilegio de ser 'el coche' dentro de este mundillo siempre que sea anterior a la década de 1940. Los Ford A o los Ford Roadster suelen ser muy comunes, como ocurre en esta ocasión. Y dicen que es un Ford Roadster de 1927, pero yo no me atrevería a asegurarlo viendo las imágenes. Es casi imposible reconocerlo... sobre todo porque originalmente, del Ford Roadster de 1927 solo es la carrocería y además, ha sido modificada a tope.

El artista y propietario de esta joya se llama Charlie Matus y a sus 70 años, lleva nada menos que 57 años en el mundillo. Desde los 13 años compra la revista americana 'Hot Rod', de donde he sacado todo lo referente a esta creación y cuando terminó la secundaria, ya había poseído seis Hot Rod... ¿quién puede decir eso en España? Vale que nuestro normativa es una mierda absoluta (mil perdones por la expresión), pero si los dirigentes de este país no tuvieran tanta ansia de dinero, la cosa podría cambiar 'muy mucho'.

Centrándonos en el Ford Roadster del 27 by Charlie Matus, tenemos que mencionar algunas cosas. Por ejemplo, la carrocería le costó 600 dolares, pero el trabajo que tuvo que realizar fue de órdago. Los bajos de la misma estaban corroídos y algunas zonas presentaban incluso moho. Los frenos provienen de un Lincoln y de un Ford, siendo tambores en ambos ejes. El motor es un Flathead V8 de 276 pulgadas cúbicas, unos 4.523 centímetros cúbicos, que recibe todo tipo de elementos para potenciar y aumentar su rendimiento y los ejes han sido retocados, modificados y hasta cambiados de posición...

¡¡Más cultura por favor!!

No me voy a liar más con el tema, tampoco quiero resultar cansino, pero si os invito a visitar la galería de imágenes y ver la calidad de los acabados y la limpieza de líneas de este Hot Rod. Hasta el habitáculo ha sido cuidado al detalle... 

¡Más cultura por favor amigos! Dejemos de intentar ser más que nadie y unámonos para potenciar el automovilismo en España, que falta nos hace. 

0 comentarios: